Febrero 2019 | Editorial - Haití: Un Olvido que resiste a ser pasado por Arturo García Rosa

Autor:
Arturo García Rosa

Presidente & Fundador de SAHIC


En el ánimo permanente de facilitar información sobre los mercados de Latinoamérica, compartir tips a la comunidad de negocios de hoteles y el turismo, develar secretos todavía no revelados y sobre todo facilitar el encuentro de aquellos que finalmente, más temprano que tarde, terminarán encontrándose para hacer negocios y continuar desarrollando la industria en la región, el mes pasado puse el foco en un mercado olvidado -razones no han faltado- que se presenta como fuente de oportunidades en un futuro que imaginaba cercano. Me refiero a la nota “Turismo en Haití: De Colón al Olvido” publicada en el newsletter del mes de Enero.

A esta altura y luego de los hechos ocurridos, pareciera que aquella nota hiciera gala de una alta falta de oportunidad. Es que pocas horas después de publicada aquella, ha estallado en Haití una nueva crisis que se manifestó con una ola de saqueos y protestas que ha dejado al menos nueve muertos, muchos heridos, unos cuantos detenidos y que, por el momento, pareciera no tener fin.

Haití, el país más pobre de América, aquel que fuera devastado por el terremoto del 12 de enero de 2010, vive una severa crisis económica que ha desatado aquellas violentas protestas que claman por la salida de su presidente Jovenel Moise, quien el pasado 7 de febrero cumplió su segundo año de un mandato que se extiende hasta febrero de 2022, en un país donde, desde la finalización de la época de los Duvalliers con la salida del hijo del dictador “Papa Doc” (Francois Duvallier), Jean Claude en 1986, han tenido 20 presidentes en 30 años, lo que da un promedio de 1,5 años de mandato !!!

Haití vive desde 2013 una verdadera diáspora. Miles de haitianos han huido de su país en búsqueda de mejores condiciones de vida, principalmente hacia República Dominicana, Canadá, USA, Islas Bahamas y Chile, aún cuando también hay grandes comunidades haitianas en París, Caracas, La Habana, Kingston (Jamaica) y Marsella.

Quienes siguen en Haití lo hacen en el marco de una economía que ha marginado bajo la línea de pobreza (US$ 2,41 al día a casi un 60% de la población y más del 24% bajo la línea de pobreza extrema (US$ 1,23 al día) según cifras del Banco Mundial.

Según la ONU, se encuentra en el puesto 145 de 177 en el IHU - Índice de Desarrollo Humano.

En ese marco, la población aumenta su indignación por el escándalo de la presunta malversación millonaria de fondos del programa Petrocaribe por el cual Venezuela le provee de crudo a precios blandos.

Una auditoría presentada a comienzos de este mes reveló irregularidades entre 2008 y 2016 e involucró a 15 ex-ministros y actuales funcionarios, así como una empresa vinculada con el actual primer mandatario antes de llegar a la presidencia.

Algunos opositores piden un gobierno de transición, en tanto el Presidente Moise ha convocado a un diálogo que por el momento no se entabla.

En tanto la comunidad internacional ha realizado una única manifestación a través del Core Group (embajadores de Brasil, Canadá, Francia, España, USA, UE y representante de la OEA) instando a un diálogo que permita enfrentar la crisis.

Muchos creen que la falta de interés de la comunidad internacional se debe a que Haití lo único que tiene para repartir es pobreza.

Al margen de la salida, que esperamos sea la mejor que sus habitantes puedan encontrar en el menor tiempo posible, seguimos convencidos que el turismo será una importante arma de desarrollo para un país que tiene que reconstruirse y tiene en esta industria la herramienta para poder hacerlo.

Es y será nuestro compromiso, continuar investigando y alertando a la comunidad de negocios sobre los distintos mercados de la región. Esperamos que todos los países de la región puedan darse un marco donde los negocios puedan multiplicarse en pos del bien de su población en general dentro de un marco general que favorezca la participación de jugadores de todas partes del mundo.

Hasta la próxima.

Contrastes de Haití:

Fuentes: EFE, AFP, El Comercio, Perú & Pixabay

Camila Lavori